martes, 27 de octubre de 2015

Pequeña reflexión

El otro día, no recuerdo la fecha exacta de cuando fue, nuestro profesor de cultura visual Ramiro nos dijo algo que me dejó pensando; "en el futuro, las generaciones de ahora seréis como vuestros mayores; no entenderéis ni querréis entender los avances tecnológicos. Será como cuando le explicáis a vuestros padres a usar el whatsapp. ". Al principio, me pareció una estúpidez; estaba comparando a una generación que había nacido en plena era de la tecnología y crecido aprendiendo a manejarla, con una que no. sin embargo, el otro día vi de pasada en la televisión un reportaje que me hizo replantearme esto. En él, hablaban de la posibilidad de que en un futuro todos los aparatos electrónicos estuviesen conectados a internet. Se veían hogares donde prácticamente se convivía mano a mano con la inteligencia artificial. Esta noticia me escandalizó; La simple idea de aumentar nuestra dependencia a las máquinas hasta el punto en el que la vida doméstica pueda quedar totalmente obsoleta con un simple corte de corriente me pareció cuanto menos horripilante. y es que es así; a más avanza la tecnología, más rápido lo hace. De pronto, la certeza de que seremos una generación perfectamente adaptada a estos avances ha empezado a ser algo cuestionable, al menos en mi caso. A nuestros mayores les escandaliza vernos todo el día pegados al móvil; pero qué será lo siguiente? este absurdo que nos parece algo normal (dentro de lo que cabe) porque es algo que hemos asumido a lo largo de nuestro crecimiento, podría ser el antecesor de otro absurdo que surja en un futuro, y el cual, ya desde nuestro punto de vista de adultos, nos resulte totalmente incomprensible.
curioso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario